El credo de la sociedad capitalista: maximizar beneficios.
Estas dos palabras lo expresan por sí mismas: los beneficios se tienen, de lo que se trata es de hacer lo posible para que los beneficios sean los máximos posibles.
Bajo ese prisma, urdimos las mil y una estratagemas para poseer cada vez más.
Y ahí se genera una lucha entre el bien común y el bien individual. Entre la cooperación y la competición. En la maximización de beneficios no cabe el beneficio mutuo, puesto que para que uno tenga más, el otro, forzosamente, ha de tener menos.
A eso es a lo que hemos llegado.

Anuncios