Así que le echamos la culpa al g%bi=rno de la crisis y de nuestras miserias, cuando ha sido la avaricia, el egoísmo, la especulación, el apego a la apariencia y a lo material de los ciudadanos lo que ha hecho que esto reviente. Pero sí, es mucho más fácil echarle la culpa a los demás que asumir que tu consumismo y tus ansias de tener y tener han sido parte del problema. Y sí, la clase política tiene parte de culpa, por supuesto, tiene siempre parte de culpa porque por definiciónprovee -al pueblo-, por lo menos aparentemente, de los medios […] que a la vitalidad del organismo político son necesarios”. ¿Y qué ha sido esta vez?, pues, sintetizando, educar a los ciudadanos para que sean consumidores en potencia y así que basemos nuestra existencia en el trabajo para poder consumir. ¡Que haya business y cash flow! El capitalismo les ha venido como anillo al dedo, ¿eh?. …Ah… y así, de paso, nos tienen cogidos por los h*. Dinero, fama y poder!

Así que, en un ataque de solidaridad (o quizás para limpiar la imagen), anuncian una nueva ayuda económica para los grandes afectados por la crisis: los verdaderos currantes: los currantes. Una ayuda de unos 400 euros para pasar el mes. Está muy bien, la verdad, más vale eso que nada…
Lo grande de la ayuda es que sólo los que hayan dejado de cobrar el paro a partir del 1 de agosto (estamos a 20), recibirán la ayuda… y me pregunto… ¿y el que lleva meses pasándolas p*s?

Y eso me lleva a otra genialidad de la clase política: las subenciones para los alquileres que se dan a los jóvenes…
Qué bien, voy a pedirla… Primer requisito: la nómina… Genial, si tuviera nómina, al menos tendría trabajo y seguramente no necesitaría tanto la subvención. ¡Muchas gracias! ¡Hasta luego!

* Título del post cedido por el niño espiral

Anuncios